viernes, 23 de febrero de 2007

Giro

¡Giro!
Esta marea de luna
este rumbo sin rumbo y andar, andar
Es que el viento se cansa y me enamora
¡Rompo! ¡Tumbo!
La risa de las rocas (desvarío)
La luna llena de espuma
la costa suave el arrullo
Esta casualidad de encerrarme en una concha
enredar con estrellas y corales
Duermo, gimo
La arena de mi almohada (extravío)
¡Giro! ¡Rompo! ¡Tumbo!
Giro
Esta marea de luna
este rumbo sin rumbo de andar y andar
este encerrarme a solas
perder el grito en caracolas
El canto de la lluvia (desatino)
Y giro
Esta marea de luna
este rumbo sin rumbo por andar, andar
Es que el río siempre lleva al mar.

3 comentarios:

S. dijo...

Jejeje...
La neta es que este poema está casi perfecto.

Lo que esta vez no me pareció fue el último verso:
1) Hace mala rima con el verso anterior.
2) rompe el ritmo que tenía el poema.

Por lo demás está bien.
Cuídese.



[Jesús el de los cuentos.]

Gaby Ponce dijo...

Crees que podría irse? O faltaría un cierre de cualquier manera?

S. dijo...

Pienso que es necesario un verso que cierre.