lunes, 22 de junio de 2009

Se abre, en el cielo

Se abre, en el cielo,
esta ciudad que inunda,
este caminar de pasos en la orilla,
esta dádiva limpia de caramelos y arrullos.
Se abre, en el cielo,
esta ciudad que inunda,
que desquebraja, que aglutina,
que desparrama hasta el hastío del perro
que se va
a otra habitación
a mirar las aspas.
Se abre, en el aire,
esta humedad deprisa,
este anhelo brillante de moldura
que se queda en ascuas y amenaza,
rutilante,
hacia el paso de abril.

3 comentarios:

Quantum Machina dijo...

Orale, que chingón, me gustó mucho. Está ácido y entero. Felicidades.
...Oye, me imaginé al perrito echado viendo todo aburrido el ventilador, hahaha

Xitlally Rivero dijo...

Jajaja, pues así estaba, jeje.

Fco. Franco Joanas (pseud.) dijo...

Está bien... Tiene un muy buen comienzo, pero al final se afloja...
En estas partes:

"que desparrama hasta el hastío del perro
que se va
a otra habitación
a mirar las aspas."

y

"hacia el paso de abril".

Lo demás me parece muy bueno.

Perdona que no lo haya comentado a su tiempo. En esas fechas me sentía demasiado mal.

Nos vemos. Cuídate.
Saludos a Roh.