martes, 17 de junio de 2008

Repentino (una de esas cosas que se encuentra uno en las libretas)

Entonces,
sencillamente,
me respiro
a cuentagotas
y a cuentamares,
para detenerme al filo y escuchar la brisa,
el golpeteo,
el susurro,
el grito
y todo aquello
que se dice a oscuras
sencillamente.
Ya luego vendrán las olas…

2 comentarios:

Quantum Machina dijo...

Hermoso :) me gusta mucho. Me lleva al ápice del momento.
Me gusta "y a cuenta mares" y "para detenerme al filo y escuchar la brisa".

Cicuta drinker dijo...

Un incendio reconocible y quieto. Gracias por estos veros