martes, 2 de octubre de 2007

Tardecina

Cuando me quedo así, callada,
y escucho al viento
presiento una luz tardecina y blanca,
unos pasos satisfechos de semana,
un sentarse a esperar que acabe el día,
un murmullo que despide o que invita y saluda,
un recordar que hay algo pendiente, algo que olvido,
o que quiero olvidar.
Y prefiero mirar el vaivén de las hojas
y los pasos cansados
y los no tan cansados,
aquellos que tienen la cualidad de ser ágiles,
aquellos que se antojan desnudos en el pasto.
En momentos así, me siento toda llena
y no me falta nada
ni siquiera la tristeza.

6 comentarios:

Ayax dijo...

Pensé que ibas a poner: cuando me quedo así callada...me veo más bonita!
Ja, no es cierto..=P

Ya en serio está chido el poema.

Gaby Ponce dijo...

jajaja sì, verdad? Gracias, aunque yo sé que no es de los mejores, pero es el último que escribí, hace como una semana, sentada en las bancas que están atrás de Rectoría.
En fin. Saludos.

Quantum Machina dijo...

sí, me recuerda mucho a ti, y creo que a mí. Está bonito, el final me agrada, creo que la tristeza es parte de nosotros, y sentir que no falta, es una gran declaración.. buen ritmo, me gusta.

Gaby Ponce dijo...

pues es que uno se hace un poco adicto, y cuando estoy contenta pienso que es parte de lo mismo, y que también la tristeza es bella... y siempre está ahí =)

S. dijo...

Pienso que el "algo que olvido" lo debes hacer otra línea, por ritmo.

"y los pasos cansados/y los no tan cansados". Me parece buena la idea, pero siento que hay algo que no funciona. Quizá por lo monótono que se vuelve el ritmo en ese punto (al menos en la lectura que capto), y ese "no tan cansados" me parece más cansado de los que sí lo están.

"me siento toda llena". Mmmm... suena muy raro, podrías modificar las palabras, no el sentido.

La línea final no va.


(Perdona, pero regreso con mis opiniones después de rato).
Besos.

Gaby Ponce dijo...

es un placer leer tus comentarios, con todo, s.